«En España es normal nacer y morir en una empresa, aquí no»

Luis Tojeiro (A Coruña, 1962) era un abogado con casi veinte años de ejercicio en Vigo cuando decidió cambiar de profesión, de país y de continente. Desde hace tres años dirige la sede de la compañía Atlantic Brokers Americas, de la que es socio con sede en Miami.

A punto de cumplir los tres años en su nueva experiencia laboral en Miami, como intermediador entre compañías de seguros y reaseguradores en el sector marítimo, Luis Tojeiro no se arrepiente de haber cerrado página en su despacho como abogado de Vigo para emprender una nueva etapa en EE.UU.

-¿Cómo llegó desde Vigo a Miami?

-Soy abogado especializado en Derecho Marítimo, estudié en Santiago de Compostela y me especialicé en Londres. Trabajé como abogado de tribunales durante casi veinte años, radicado en Vigo y muy vinculado siempre al sector marítimo y a los seguros marítimos. Defendía tanto a armadores como a compañías de seguros. Hace unos seis años me encargaron un proyecto para la Xunta de Galicia de análisis del seguro marítimo para barcos pesqueros. Y como consecuencia de aquello se afianzó mi vinculación con esa área. Entonces, con una persona que es mi socio constituimos Atlantic Américas y decidimos que él desde Madrid dando servicio a España y Europa y yo con la oficina que abríamos en Miami para dar servicio a Latinoamérica íbamos a iniciar la marca por estos lares.

-Cuántos años tenía cuando tomó esa decisión?

-49.

-No es habitual, al menos en España, que alguien de esa edad dé un giro tan grande a su vida profesional?

-Nosotros en España tenemos tendencia de casi nacer y morir en la misma empresa pero aquí, no. Aquí la movilidad es absoluta. Me pareció que era una buena oportunidad tanto profesional como personal, quizá más personal porque yo llevaba ya veinte años de ejercicio profesional, muy gratificantes, pero llega un momento en el que uno se pregunta: ¿bueno, y esto es todo? Yo vivía en Vigo y me pregunté: ¿qué más hay? Y me interesó este proyecto, un cambio radical de vida porque yo hice un traslado completo, quemé los puentes.

-¿Cuándo llegó a Miami?

-El 26 de septiembre del 2013.

-¿Y cómo le ha ido a su empresa en este tiempo?

-La verdad es que muy bien. El proyecto no lo habíamos hecho a ciegas porque contábamos con información, pero una cosa es lo que uno desde España puede escribir sobre cómo va a desarrollar una actividad en Latinoamérica y otra cosa es lo que ocurre cuando uno llega. La realidad es que dentro de haber elaborado ese business plan sin una fundamentación práctica, no nos hemos equivocado demasiado. El primer año fue muy duro, lo que significa que todo es inversión y no hay ningún retorno y el esfuerzo económico es enorme porque cualquier inicio de actividad y más en un país como EE.UU. es muy caro. El segundo también lo fue pero ya hemos sido capaces de cumplir aquel plan que teníamos a tres años, estamos ya en el tercer año y ahora mismo nos va muy bien y estamos muy contentos.

-¿A qué se dedica su empresa?

-Somos un bróker de reaseguro marítimo. Una parte importante de los riesgos que asumen las compañías de seguros cuando les dan pólizas a sus clientes se reaseguran en un mercado internacional. De lo contrario, si hubiese un siniestro grande la compañía podría quebrar. Para evitarlo hay un mercado internacional de reaseguro, el más conocido es Lloyds, que está en Londres, pero hay otros en Europa continental y en Estados Unidos. Nosotros hacemos de intermediarios en esas recolocaciones de seguros.

-¿Es un trabajo financiero?

-No me gusta mucho denominarlo así porque, tiene una parte financiera, pero también un componente de especialización muy alto. En Atlantic, la mayoría somos abogados de Derecho Marítimo porque necesitas una especialización muy alta para dar un buen servicio. Hay que analizar las pólizas, las rutas de navegación, etc? La parte financiera es la más sencilla, lo más complejo es la parte técnica de la operación. Nosotros como operador de Lloyds intermediamos, buscamos a los reaseguradores, los convencemos de que deben tomar determinado riesgo porque es bueno y cerramos ese contrato entre la compañía de seguros y su reasegurador.

-¿Cuántos empleados tiene su empresa?

-Atlantic se forma en España y es una empresa de capital gallego 100 % porque los socios somos todos gallegos. La oficina española está en Madrid y actualmente debemos ser unas 23 o 24 personas. En la oficina de Madrid trabajan 16 o 17, luego tenemos una oficina en Londres, en el propio edificio de Lloyds, y esta de Miami.

-¿Y de qué se ocupa la oficina de Miami que usted dirige?

-Yo no hago ningún tipo de negocio en EE.UU. por el momento aunque lo que el futuro traiga ya se verá. Pero ahora donde trabajamos es en Latinoamérica desde México hasta Chile.

-¿Y por qué desde Miami?

-Porque Miami se está convirtiendo en un centro de reaseguro para toda Latinoamérica, es como si el mercado de Lloyds estuviese creando una especie de sucursal aquí en Miami y eso es así porque desde el punto de vista financiero, Miami es la capital de Latinoamérica. Una parte muy importante de los reaseguradores del mundo se están radicando en Miami con oficinas a las que están desplazando a la gente que toma las decisiones para el mercado latinoamericano.

-¿Cuánto factura su compañía?

-Ahí hay que medir dos cuestiones, una cosa es la intermediación, que es una cifra mucho más alta porque los valores asegurados en el mundo marítimo son altos. Podría decir que intermediamos cien millones de dólares, pero esa no es nuestra facturación, ya nos gustaría? En Atlantic debemos estar por los cuatro millones y pico de euros de facturación aunque evidentemente no hemos llegado todavía a donde queremos y nos queda un largo camino por recorrer.

-Me pareció que dejaba abierta la posibilidad a trabajar también en el mercado estadounidense?

-Sí, sin duda. Somos una empresa joven y relativamente pequeña aunque como somos un bróker que solo nos dedicamos al sector marítimo, no somos tan pequeños pero EE.UU. es un mercado muy grande y muy competitivo. Nosotros con los mimbres que teníamos debíamos hacer un cesto y nuestro cesto por razones obvias iba orientado a Latinoamérica porque somos españoles y hay una vinculación importante, y eso implica que aun habiendo mucha competencia tenemos ventajas.

-¿Qué diferencias hay entre montar una empresa en España y en Estados Unidos?

-Es mucho más sencillo montar una empresa aquí. La constitución de una sociedad es facilísima y de una inmediatez total, en menos de una semana tienes tu empresa completamente en marcha y con todo resuelto.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/mercados/2016/06/12/espana-normal-nacer-morir-empresa-/0003_201606SM12P7998.htm